Opinión

Hablemos de ideas o de ocurrencias: socialismo científico-comunismo /V

Sergio Enrique Castro Peña

Hablemos de ideas o de ocurrencias: socialismo científico-comunismo /V

Periodismo

Mayo 26, 2018 22:48 hrs.
Periodismo Nacional › México Coahuila
Sergio Enrique Castro Peña › guerrerohabla.com

10,789 vistas


Como señalamos en nuestra entrega anterior, de acuerdo a Loris Rybaud, ’el significado de todas palabra o término responde a una realidad’, y, como también se señaló el ’significado de socialismo no es la excepción’. Con la irrupción del filósofo, historiador, economista y sociólogo alemán Karl Marx para diferenciar su percepción y en función de que en sus estudios incluyo una sistematización, en donde incluía una fundamentación histórica, no solo en el aspecto descriptivo también en su fundamento y, al incluir en sus análisis una condición necesaria para ser considerada como científica tomo en cuenta el aspecto predictivo, con la inclusión de unas etapas que se realizarían al pasar el tiempo y nos llevarían a una conclusión final. Por tal motivo, Marx para diferenciar el sentido tradicional del socialismo, llamado por él, utópico, acuño el término ’socialismo científico’. De igual forma, considero en sus ideas que era una condición que el socialismo fuera entendido como ’la necesidad de centralizar la organización del trabajo, con el propósito de lograr o asegurar el acceso democrático de la sociedad socialista a clases sociales y poblaciones’. Por lo tanto, ’el socialismo se entendía como un sistema donde existía una economía planificada, mediante la administración centralizada en el estado.’ Sin embargo, el sentido de ese socialismo, para enfrentar el problema que implica la distribución de bienes y servicios, aceptaba la existencia limitada del mercado y también el funcionamiento de pequeñas unidades económicas bajo la figura colectiva y autosuficiente. A mediados del siglo XIX no existía una diferencia tajante entre lo que se entendía como socialismo o comunismo, pero al pasar del tiempo y a medida que avanzaban las discusiones teóricas del término socialismo paulatinamente, principalmente en las corrientes más radicales, fue sustituido por el de comunismo. Como se señaló anteriormente, la separación o el deslinde entre estos dos términos lo encontramos con Karl Marx en su socialismo científico, en el cual implicaba la existencia de una ’lucha de clases’ y que el trabajador solo podía ser liberado de los dos grandes flagelos, ’la explotación capitalista y la religión’ (católica y protestante), señalada como ’el opio del hombre’, y que solamente mediante una revolución se podía lograr el objetivo final, el ’cambio total del hombre’, para lo cual ’había que cambiar la realidad y el régimen social, económico y político en que vivía’.
Karl Marx y Friederich Engels consideraron que el término comunismo expresaba más adecuadamente el significado de libertad real del hombre y que, los sistemas democráticos prevalecientes en esa época, no podrían realizar una verdadera revolución integral: en lo político, económico y social. Ideas que fundamentaron posteriormente la Revolución Rusa emprendida por Lenin. A pesar de que, de acuerdo con Marx, una revolución de los trabajadores, el proletariado, solo era posible en una sociedad industrializada. Sin embargo, esto no fue así, dado que Rusia era el país más atrasado industrialmente en toda Europa. Por otra parte, Lenin utiliza el término socialista para señalar la primera parte de la revolución de los trabajadores y, que al ser derrotado el sistema capitalista y establecer la propiedad social, estatal, de los medios de producción, para posteriormente, darle paso a una etapa final, una sociedad sin clases sociales o comunista, convirtiéndose a su vez en el motor histórico de la sociedad.
Para entender las ideas hay que conocer al hombre que está detrás de ellas. Por ello, vale la pena hacer una remembranza pequeña del fundador de esta corriente del socialismo, Karl Marx. En principio, podemos decir que se trata de un filósofo, historiador, científico político, del comunismo y del materialismo científico y, de acuerdo con Marx Weber es uno de los fundadores de la sociología moderna. Karl Marx y Friederich Engels realizaron una serie de escritos como el Manifiesto Comunista, pero, en lo personal Marx escribió el clásico libro ’El Capital’, donde utiliza la dialéctica hegeliana para desarrollar sus principales argumentos, describiendo cómo todas las sociedades modernas siguán un mismo patrón de desenvolvimiento, por lo que mediante la dialéctica de la ’lucha de clases’ y, enfatizando que entre los intereses del capital y los de los clase trabajadora, existían posiciones diametralmente opuestas, las cuales producían una confrontación feroz, sin ser totalmente consientes entre la clase trabajadora (proletariado), y los empresarios. Por ello, al capitalismo, producto de esta alta clase, dueña de los medios de producción para beneficio propio, Marx la identificaba como la ’dictadura de la burguesía’, tenía que ser erradicado por la clase proletaria, para así, acceder a ese estadio superior.
Considerando lo anterior, Marx sostuvo que, de acuerdo con su análisis del materialismo histórico, cuando una sociedad se encontrara bajo un sistema socialista (científico), entonces estaría supeditada al poder de la clase obrera y con ello se construiría la ’dictadura del proletariado’. De igual forma, siguiendo la inevitabilidad del proceso del materialismo histórico, Marx concluyó que la dictadura del proletario finalmente tendría una sociedad sin estado y sin clases sociales, identificada como ’comunismo’. Sin embargo, siempre sostuvo que ese proceso, a pesar de ser inevitable, se debería considerar que una sociedad basada en el mercado y el capitalismo, por su naturaleza y su capacidad de adaptación, y el proceso tecnológico que producía, no desaparecería tan rápido, ni fácilmente, ni en forma instantánea. En consecuencia, el cambio revolucionario debía realizarse paulatinamente y en los estados más desarrollados, industrialmente hablando, como lo eran Alemania, Francia y Inglaterra. Al considerar Marx el materialismo histórico, era ante todo un filósofo y un científico social, no esperaba una revolución necesariamente violenta y fuera de las etapas por él consideradas. Las ideas de Marx comienzan a penetrar en el ámbito intelectual revolucionario, a pesar de que el mismo era un activista revolucionario nunca descuidó su labor teórica, por lo que fue con la aparición de Lenin, que si bien se le considera exponente en el campo teórico, su contribución más relevante se dio en la praxis política y revolucionaria, iniciando una lucha que tuvo su conclusión en 1922, con la derrota del Régimen Zarista, que estaba muy lejano de ser un estado industrial, que era una de las condiciones necesarias de acuerdo con Marx.
Una persona, de acuerdo a una corriente del comportamiento humano, es producto de su medio ambiente y de sus capacidades naturales y, que estos factores determinan su posterior desarrollo. Así, tenemos que, en el caso de Marx provenía de familias judías, por parte de su abuelo Merier Halevi Marx un rabino alemán y, por el lado materno Henrieta Pressburg, judía-holandesa proveniente de una familia rica que posteriormente fundó la empresa Philips Electrónics. Pero, al cortar sus lazos familiares y desechar la abogacía como profesión para dedicarse al estudio y el análisis de las áreas más cercanas a la filosofía, sus contactos se dieron más por parte de su esposa que él mismo. Su irrupción en el campo filosófico fue, en 1843, cuando Marx publicó la ’Crítica de la filosofía del derecho de Hegel’, en donde se centra en las diferencias principales con el filósofo Alemán G.W.F. Hegel, y en la cual se ocupa de la religión y distinción entre la emancipación política y humana, describiendo a la religión como ’el opio del pueblo’. Su siguiente contribución, está más cercana al campo de la política, con ’El Manifiesto del Partido Comunista’ (1888). De igual manera, señala que ’los proletarios <con la revolución comunista>, no tienen nada que perder, como no sean sus cadenas. Tienen en cambio, un mundo entero que ganar. ¡Proletarios de todo el mundo, uníos!’ y, añade la máxima, ’un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo’.
La Revolución Rusa, liderada por Lenin, se desarrolló entre el 8 de febrero y el 8 de noviembre de 1917, desatando una guerra civil que terminó con la victoria de Lenin en 1922, dando origen a la Unión de Repúblicas Soviética Socialistas ((URSS). A la caída del Zar, se instaló un gobierno provisional formado por los partidos socialistas y establecida por la comuna o parlamento. Este gobierno fue rechazado inmediatamente por Lenin al mando del Partido Bolchevique, en un ambiente de ataques, rumores y descrédito entre los partidos revolucionarios y contrarrevolucionarios y, siguiendo, Lenin, la estrategia del miedo, difundiendo rumores del posible retorno de esas fuerza contrarrevolucionarias o, con acusaciones de que estos que no aceptaban sus ideas eran como ’idiotas útiles’ porque, desde el punto de vista de Lenin, al oponérsele servían a intereses contrarios, ignorantes de las motivaciones reales de sus enemigos, maniobrando bajo el amparo de ese temor, imponiendo su visión de gobierno comunista. Con el objetivo de afianzar la revolución, Lenin, se enfocó, durante los primeros actos de gobierno, en hacer realidad sus principios básicos; la expropiación de los bienes, servicios y los factores de producción (empresas en el comercio, la industria y la banca), además de las fincas rurales. Por otra parte, Lenin y los bolcheviques pensaron que debido a la Primera Guerra Mundial, la clase obrera de los otros países industrializados, y su urgencia de que la llama revolucionaria no menguara. Así, al ambiente de caos e incertidumbre, que tanto les favoreció, le seguirían con levantamientos en sus respectivos países, pero tal cosa no sucedió obligándolos a enfocarse a los problemas internos apremiantes productos de la guerra y la revolución. Por otra parte, una vez que el camino de la incertidumbre por el temor de una amenaza exterior se había mitigado, el comité del soviet decidió atacar a sus enemigos y realizar una depuración de los aliados incómodos, abriendo el camino de la represión con la creación del estado policial.
A la muerte de Lenin, se desató una lucha interna en donde Stalin salió vencedor originándose una vez más una lucha interna, principalmente contra de Trotsky, a quien asesinó en México, y los viejos revolucionarios que habían participado directamente en la revolución de octubre. Stalin, al igual que Lenin se propuso la eliminación de todos los que se oponían, en lo que se le conoce como la ’Gran Purga’ de 1936 y 1938. En dicha purga, Stalin eliminó a todos los que eran testigos incómodos de las ideas originales que dieron vida a la Revolución de Octubre y de los fundamentos primigenios del comunismo, en contraposición del pragmatismo ’salvaje’ que seguía Stalin. Entre la población afectada por la Gran Purga, se encuentra toda una generación, aparte de los políticos, personal administrativo gubernamental y privado en las diferentes áreas de los procesos productivos, la estructura militar, ingenieros, médicos, científicos y escritores, con esta depuración Stalin estuvo en condiciones de formar una nueva generación que desconocía la importancia política, no la mitológica, de la revolución de octubre. Bajo este esquema se dio, primero, una alianza y posteriormente su confrontación con la Alemania nazi y, al unirse al Alto Mando Aliado, compuesto por los países capitalistas y, con la finalización de la confrontación con la derrota nazi en la Segunda Guerra Mundial, la URSS emergió como una gran potencia mundial.
La finalización de la Segunda Guerra Mundial con la derrota de la Alemania nazi, el fascismo de Mussolini y el Imperio Japonés, dando origen a un Nuevo Orden Mundial en donde emergían dos grandes superpotencias EU y la URSS, con ello también una división, a lo que, en palabras de Churchill ’era una cortina de hierro’, dando origen, asimismo, a lo que se conoció como la ’Guerra Fría’. Con la caída del ’muro de Berlín’ y la desintegración de la URSS (1991), se dio una nueva configuración en nuevo orden mundial. Con la disolución de la URSS, se dieron dos fenómenos: por un lado, la fuerza del comunismo y su estrategia de cambiar al mundo, vía revoluciones violentas, perdió empuje y quedo limitado a países como Cuba, Corea de Norte, Viet Nam y China; y, por otra parte, pasa a liberar fuerzas que hasta esa época no habían podido desarrollarse como la aceptación del sistema capitalista de libre mercado y la globalización de toda actividad económica. Sin embargo, el carácter del partido comunista, en particular en China, actualmente realiza transformaciones en donde por una parte conserva el poder central y en otra, da pie a la existencia de un sistema de mercado capitalista una economía mixta. Lo anterior, y en función del enorme crecimiento, tanto interno como en su comercio internacional, que esta política le ha redituado a China, una especie de libre comercio con una economía mixta y un gobierno central de un partido único (comunista), hace que nos replantemos las bases teóricas y prácticas sobre estos tópicos. Con respecto a la influencia de Marx en el contexto actual, si bien es cierto no acertó en algunas predicciones cómo la evolución del significado trabajo y su lugar en un mundo globalizado y con empresas transnacionales en el cual su significado del siglo XIX se ha deludido de tal forma que no es reconocido en ningún aspecto, por la desaparición de las estructuras piramidales por otras transversales y de mayor libertad de operación. Por otra parte, tenemos la transformación que se está dando en la conceptualización y praxis del socialismo en su modalidad de la socialdemocracia y los movimientos más radicales, principalmente en Latinoamérica en este siglo XXI, y sus implicaciones en un reacomodo de las fuerzas globales y sus alcances en los modelos actuales, pero eso tendrá que ser tratado en nuestras siguientes entregas. sergiocastro6@yahoo.com.mx

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.